Periodismo de Pedro Canché

Category archive

Policiaca - page 2

Jefe policiaco, tío del alcalde de Cancún, extorsiona y pide cuotas a elementos

in Cancún/Policiaca by

Por Enrique Huerta

El coordinador de la Unidad de Verificación del Transporte de Carga de la Secretaría de Seguridad Pública y Transporte del Municipio de Benito Juárez, Leonel Federico Carrillo Castilla, pide cuotas de extorsión a sus subalternos, como se observa en un video.

En el video, que se encuentra en Youtube, se observa cómo el mando policiaco pide a sus subalternos que se reporten con el dinero producto de “mordidas” conseguidas a transportistas.

Se puede observar cómo Carrillo Castilla -quien dice ser tío del alcalde de Cancún, Paul Carrillo- apunta en la libreta qué agentes cumplieron con su cuota, de 150 pesos, y quienes no.

El mando se encuentra rodeado de al menos cuatro agentes, quienes le explican lo sucedido en la jornada y el monto aportado.

-Yo ahí está, mil 13, no te acuerdas que te saludé ahí en el Crucero?- le dijo un agente a Carrillo Castilla.

-Por eso- responde el mando

-Ahí está. Hoy no hay moto, ando de cola. Esa es la de ayer- explica el policía.

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco,

-Vele bajando.

-Aquí, Fausto, mil 13.

-Fausto Eduardo Morales.

-Sí, de hecho lo vi a usted como a las 6 de la mañana.

-A ver, Fausto, Fausto, ¿mil qué?

-Mil 13, ayer estuve, hoy no. Aquí, mire.

-Aquí te voy a poner, 50. OK.

En el video, de más de dos minutos de duración, se ve cómo el mando les recomienda a otros policías de Tránsito ponerse al corriente con sus cuotas.

 -Pero ya mañana van a  ser 150, coméntaselos. Se les va a hacer más…- dice Carrillo Castilla

-No, no, no, la cuestión es aclarar. “Tú me debes tas y ya estás”. O sea, cuentas claras, ¿estás de acuerdo? Y no hay que dejarlos pasar- le contesta un policía.

-Bueno y entonces ahorita, ¿todas estas que deben, qué onda?

-Pues es que ahorita yo agarré.

El video está disponible en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=7hku1fWAaH4&sns=em

Carta Sara Frías14002472_10208611735668852_429053336_o

Una raya más

 No es la primera vez que Leonel Federico Carrillo Castilla se ve envuelto en un escándalo. En 2013, la agente Sara Frías Badal denunció al mando de acoso sexual.

Aunque ya había sido molestada por el mando, el 4 de noviembre de 2013, el coordinador de la Unidad de Verificación del Transporte de Carga ordenó a Frías, que en ese entonces auxiliar administrativa de la Dirección Municipal de Tránsito que lo acompañara a Tulum para realizar un operativo.

A lo largo del camino, el funcionario insistió en acariciarle la pierna a su subordinada, pero ésta se negó en todo momento. De hecho, al llegar a Cancún, acudió al Ministerio Público para presentar una querella contra su jefe, que quedó asentada en la averiguación previa 542/2013, la cual se ha mantenido congelada.

Sin embargo, Frías Badal continúa sufriendo acosos y atropellos por parte de su superior.

La Comisión Nacional de Organizaciones Nacionales e Internacionales de Derechos Humanos ya envió una carta al representante de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Juan José Merino.

En la misiva se explica que Sara Frías Badal debe presentarse a laborar en el municipio de Puerto Morelos en el área operativa, cuando ella se desempeña en funciones administrativas.

Asimismo, la organización reiteró al representante del gobierno federal que ya la Segob había emitido un oficio para restituir a la policía en sus funciones, pero que fue desobedecida dicha instrucción.

Abuso policiaco en Cancún: de la estética al Torito

in Cancún/Policiaca by

Por Enrique Huerta

 La visita a la estética para arreglarse el cabello se convirtió en una pesadilla para Severiana Alcocer Canché, quien en vez de lucir su nuevo look, fue agredida por policías municipales al tratar de evitar lo que, considera, una aprehensión indebida de dos personas.

Aún persisten los rastros del impacto emocional que sufrió luego de ser víctima de abuso policiaco por parte de Guadalupe de Jesús Vicaria Can, quien además de golpearla y romperle sus cosas, la tuvo retenida durante nueve horas en el Centro de Retención Municipal –popularmente llamado “Torito” de Cancún–.

A pesar de que la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo busca que se le dé una compensación económica y disculpas por parte de la ofensora, ofrecidas para resarcir el daño causado, la señora Alcocer Canché rechaza este ofrecimiento que no restituye la humillación y las vejaciones sufridas.

“El día 2 (de agosto), a las 3 de la tarde me encontraba en una estética, en la Región 94, para que me arreglaran el cabello. Estaban empezando en eso cuando llegó el hermano de la estilista pidiendo un servicio para él y su compañero, pero la estilista le dijo que se esperara un ratito mientras a mí me terminaba de poner peróxido y aluminio en el cabello porque me lo iba a decolorar”, comienza a relatar Alcocer Canché.

Para mitigar la espera, continúa la entrevistada, los señores fueron a comprar un par de cervezas para cada uno de ellos y se sentaron en el zaguán de la casa habilitada como estética. Cabe mencionar que este lugar es un domicilio que presta dicho servicio, por lo que hay una distancia de unos meros desde la puerta de entrada hasta la casa.

Esto pareció molestar a uno de los vecinos que no se lleva bien con la estilista y dueña del lugar, por lo que el enemigo anónimo decidió llamar a la policía municipal para denunciar que había dos individuos tomando cerveza en la vía pública.

“(Un vecino) le habló a la  policía y dijeron que había dos personas tomando en la vía pública, cuando no es exactamente la vía pública, porque hay varios metros de la puerta de la casa de la señora hasta donde está la calle”, indica Severiana para recalcar lo que, para ella, es un atropello judicial de los tres elementos de la Policía Municipal que arribaron al lugar –dos hombres y una mujer, Guadalupe de Jesús Vicaria Can, con la cual la agraviada tuvo el enfrentamiento–.

“La estilista salió a ver qué pasaba con su hermano, para apoyarlo, cuando ella salió los señores ya estaban esposados por policías municipales. Entonces salí para apoyar la situación y aclarar que la explicación de la estilista era verdad. Salí con mi teléfono para tomar una foto a la patrulla pero desafortunadamente esa foto no salió. Tomé una segunda fotografía en donde se ve que están reunidas cinco personas, Yo me acerqué y les dije ‘que se dieran cuenta que la señora que decía era verdad, que por qué no iban mejor y recogían a gente que en verdad está haciendo barbaridades en la calle a esta gente que estaba sentada y no estaba haciendo ningún tipo de escándalo’. Por eso fue que me atreví a salir”.

Tras los reclamos y la fotografía, Vicaria Can le tomó una fotografía a Severiana Alcocer, quien intentó evitar que tomaran su imagen y comenzó una pelea, en el cual su teléfono celular, con el cual tomó las imágenes anteriormente referidas, salió dañado.

“La señora policía quizá se dio cuenta de que tomé la fotografía, se regresó y se acercó mucho a mí, a una distancia muy corta y de manera muy prepotente me tomó una fotografía, entonces lo que yo hice fue poner una mano así (hace un movimiento para cubrir su rostro) y le dije que no me tomara ninguna fotografía. Me imagino que la agente se sintió agredida para darme una cachetada. Es una señora robusta, grande, entrenada para esos tratos y yo, por inercia, sin pensarlo, la agarré del cabello y ella me agarró a mí del cabello, pero por obvias razones yo salí perdiendo porque soy más pequeña”.

14001838_10208629808120652_1293491460_o

Señala que no recuerda muy bien lo que pasó después, sólo que de repente fue esposada de manera violenta y subida a la unidad de la Policía Municipal.

“De volada me esposaron de ambas manos, muy fuerte, sentó como la señora había apretado demasiado, al grado de que aquí tengo una pequeña marca, ya se me cayó la costra de donde me lastimó, tenía unos pequeños moretones que ya se me quitaron. Yo me resistí totalmente, le decía ‘suéltame, no me vas a llevar’, seguíamos forcejeando; en eso se me rompieron mis sandalias. Yo le decía a la estilista ‘Mago, quítame esto’. Tenía todavía la toalla (del tratamiento estético).

“Ya para esto me estaban subiendo. Me agarraron de la parte superior de mi vestido por la policía, y otros dos policías de los pies, y fue cuando me subieron a la patrulla, porque yo me resistía, quería estar clavada en el piso”.

Alcocer Canché relata que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal la llevaron hincada a las instalaciones de la corporación, en donde recibió un trato poco digno, en el cual ni siquiera le permitieron quitarse el aluminio que traía el peróxido del tratamiento capilar interrumpido por el pleito.

“Me bajé sin zapatos, con todos los aluminios en el cabello y todo eso. La verdad me sentí muy avergonzada, no tiene idea. Llegué y me quitaron de una mano las esposas y empecé a arrancarme los aluminios porque me dijo la estilista ‘quítatelos y lávate el cabello lo más pronto que puedas, porque si no, tu pelo se va a pudrir, se va a caer’. Entonces yo empecé a quitármelos y la policía me dijo ‘Levanta eso de allá, no seas cochina que no estás en tu casa’”.

 Después comenzó el proceso de fichar a los dos varones y a la señora Alcocer Canché. “Nos tomaron nuestros nombres, nuestra dirección, nos tomaron fotografías de frente y de lado, todo eso”.

“Entonces de ahí nos volvieron a subir a las patrullas y nos llevaron al Torito. Llegando ahí el mismo proceso: a tomarnos fotografías y todo lo demás, pero ya para eso los otros dos policías ya me hablaban con un tono más fuerte; supongo que estaban muy molestos porque vieron que toqué a su compañera”.

Centro de retención y abuso

 La llegada de la señora Severiana Alcocer Canché al Centro de Retención Municipal fue una ampliación de abuso y maltrato por parte de los elementos municipales que la aprehendieron, junto con otros dos señores, a las afueras de la estética a la que acudió para un cambio de look.

“Llegando ahí nos enfilaron, había un montón de gente. Los señores pidieron permiso para ir al baño y se les concedió, entonces pensé en pedir permiso para lavarme el cabello. Dije: ‘señorita, me permite ir al baño, que necesito lavarme el cabello, necesito lavarlo, tiene peróxido’. Y me dijo: ‘no’. Entonces fue cuando dije ‘cómo, ¿por qué a ellos, que son varones les dio permiso y a mí, que necesito lavarme el cabello, me dice que no?’”.

Asegura que advirtió a la custodia –que es la policía quien la aprehendió– que iría a hacer del baño.

“Además le dije Vicaria Can: ‘yo no estoy secuestrada aquí, tengo mis derechos’”, ahonda la entrevistada.

Finalmente la petición fue atendida, bajo advertencia de que no se quitara de su cabello el aluminio que contenía dicha sustancia.

“Yo llegando (al baño), obviamente hice caso omiso de que no me lavara el cabello. Llegué, abrí la llave y rápido me fui echando agua. La custodia fue conmigo y me dijo: ‘te dije que no te lavaras el cabello’. No le hice caso, lo que quería era ganar tiempo para lavarme el cabello, entonces ella quiso esposarme y rapidito me subí el vestido, me bajé la ropa interior para hacer pipí, y me empujó hasta donde está la taza, que es muy grande, por lo que me andaba cayendo. Me agarró desprevenida y estoy chiquita. (La mujer policía) tenía una cara como de coraje, como no me podía hacer nada en donde estaban todos los demás, no podía agredirme, pero en el baño lo hizo”, detalla Alcocer Canché.

Tras ese incidente en el baño, relata la afectada que pasó con el médico legista para certificar un presunto estado de ebriedad, que no tuvo ninguno de los tres aprehendidos.

“Perdí la noción el tiempo, pero calculo que como a las 5 pasamos con el médico, me olió para ver si traía aliento alcohólico y obviamente no, nada más traía el olor al peróxido y le dije todo lo que había hecho la señora y me dijo ‘yo soy solamente el médico, pero le voy a pasar su caso al juez’”.

Dice que preguntó a varios custodios la razón de su aprehensión, a lo que le contestaron que su falta fue obstrucción del trabajo policiaco, lo cual es desechado por la entrevistada.

“Simplemente me acerqué a tomar una fotografía; simplemente les dije que los señores estaban en un espacio y que no había nada malo; si hubiera visto que estaban tomados, pues ni modo, pero no”.

Transcurrió el tiempo y los custodios del Torito no dejaron que Severiana Alcocer avisara a su familia, a pesar de que ya habían pasado horas desde que había salido de su casa para ir a la estética, por lo que su familia no tenía ni idea del por qué de la tardanza. Dio aviso a sus conocidos siete horas después de su aprehensión.

“Pedí que me permitieran hablar con alguien para que rápido me sacaran de ese lugar y no me dieron permiso hasta las 10 de la noche. A esa hora, hablé con una amiga, le pedí que de favor fuera a mi casa, que le dijera a mi hija que fuera a pedir prestado dinero a la vecina de enfrente y que fueran por mí, porque mis hijos sabían que fui a la estética… Hasta las 12 pagaron y llegué a mi casa como a la 1, sin zapatos porque me los reventaron; sin celular, que está roto y ahí está la foto que tomé, tengo que hacer cómo le hago para recuperar todo aquí. Pagué mil 500 de fianza para poder salir”.

13987937_10208629808840670_1168738439_o

El valor de denunciar

Severiana Alcocer Canché admite que fue todo un proceso nada fácil para tener el valor de denunciar a la mujer policía que la agredió. Tenía que vencer al miedo y la impotencia, sentimientos que regresan a pesar de haber pasado más de diez días, para no dejarla dormir ni estar tranquila.

Este proceso comenzó, paradójicamente en el Torito, cuando un custodio le recomendó no quedarse callada.

“Un custodio, ahí en el Torito, fue la que me dijo: ‘señora, no se quede así, vaya y denuncie, porque esta persona ya tiene varios casos así’. Al día siguiente fui a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito municipal, con el único apellido que me dieron de esa persona. De ahí me mandaron a la Procuraduría y de ahí pasé con el médico, me tomaron fotografías; pasé con otro médico y me dieron el número de averiguación”.

“En Asuntos Diversos (de la Procuraduría de Justicia estatal) me dijeron que podía llegar a un acuerdo económico con esta señora y que me pediría disculpas. Yo la verdad le puedo decir que no tengo dinero, pero no quiero dinero, lo que quiero es que esta persona reciba lo justo, no pretendo más, porque si es una mal elemento, no sé porque sigue trabajando ahí”.

Señala que en Asuntos Diversos le prometieron que no protegerían a la agente, puesto que es de otra corporación, aunque le ofreció el arreglo económico.

Práctica común, mas no reglamentaria

 Para Leonardo Kumul, abogado miembro de la Comisión Nacional e Internacional de Organizaciones de Derechos Humanos y quien asesora a la señora Alcocer Canché, está claro que este caso otra situación más de abuso de autoridad y tortura de las corporaciones policiacas.

Señala que ante los abusos de sus elementos, las corporaciones generalmente buscan arreglos fuera de las instancias jurídicas pertinentes para no ensuciar su imagen.

180815cef6ad396med

-¿Es normal que las autoridades traten de dirimir estos asuntos con una compensación económica?

-No, eso ni su reglamento interno lo tiene contemplado. ¿Por qué están haciendo esto? Porque no quieren generar estadística en este momento de más abusos de autoridad, porque ellos al admitir y radicar sus quejas, generan estadística y ellos no quieren eso para que no se sigan las denuncias correspondientes.

-¿Es práctica común que traten de arreglar estos asuntos por afuerita?

-Sí, porque en sus informes dicen que no hubo ninguna queja durante la administración correspondiente. Y no es que no hayan existido, sino que ellos son los que hacen estas negociaciones extrajudiciales para poder sacar la queja fuera del ámbito legal para no generar estadística de abuso policial.

Kumul explica que la Comisión Nacional e Internacional de Organizaciones de Derechos Humanos fungirá como abogado coadyuvante en este caso para la presentación de pruebas ante la instancia ministerial y en la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

Agrega que también darán a conocer este caso a las organizaciones dedicadas a combatir los delitos contra la mujer para que puedan atender esta situación.

-¿Qué sigue ahora para el caso de la señora?

-Su presentación de pruebas ante la Dirección de Asuntos Internos y ante la Vicefiscalía del municipio de Benito Juárez. Es un proceso de integración, hay que recordar que estamos en un sistema acusatorio adversarial, por lo tanto el Ministerio Público le tiene que dar atención de víctima también, que en su momento se estará solicitando para cesar a la gente y prevenir que se sigan presentando conductas delictuosas.

Sobre si buscarán más casos de abuso de la agente Vicaria Can, Kumul el abogado explica que muchos casos de abusos no se denuncian, por lo que casos aislados no generan estadística judicial, por lo que según la gravedad del asunto, se pedirá su historial de esta policía.

El cese, detalla, dependerá de la autoridad administrativa; en la situación penal, podría ser hasta prisión, porque estuvo consciente y utilizó sus facultades para violentar, por lo que quiso y entendió la gravedad de lo que hacía.

La decisión de Severiana Alcocer Canché está tomada. No quiere el dinero ni las disculpas de Guadalupe de Jesús Vicaria Can ofrecidas por la Procuraduría Estatal, sino que la cesen, por la violencia y humillación que sufrió por parte de esta policía municipal.

“A mí quién me va a quitar la humillación de ir al Torito, me tomaron fotografías junto con mi nombre. Al rato, que por cualquier otra situación, llego a caer, van a decir ‘esta señora sí tiene problemas’, aunque haya sido injusta la primera vez. Además, pagué un dinero que no tenía, rompieron mi teléfono, ¿para qué quiero que me recompensen a mí si la señora va a seguir? No me puede resarcir el daño. Me trajeron por toda la Kabah, con mis aluminos y todo. Para mí, como mujer, fue una humillación… Y haberme tratado como me trató en el baño, todavía lo recuerdo y no sé si de coraje o tristeza, me pongo a llorar”, dice Alcocer Canché.

Entre reclamos, dan capacitación vial a policías municipales

in Policiaca by

Por Enrique Huerta

 El curso de manejo inteligente que les dio la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez (SMSPT) a sus agentes, se convirtió en una serie de reclamos por las condiciones laborales de los agentes.

En el Salón Presidentes del Ayuntamiento, alrededor de 30 agentes formaron con sus sillas una “U” y en medio los instructores de la corporación ahondaban tanto en temas viales como jurídicos. Sin embargo, los agentes comenzaron a mostrar su inconformidad por los turnos de 24×24 –es decir, trabajan 24 horas y descansan 24 y así, sucesivamente–.

“Aquí estamos en una capacitación de manejo inteligente para la Secretaría de Seguridad Pública, en especial para los elementos de Seguridad Pública, para el manejo a la defensiva, conocimiento de todas las garantías individuales –a qué tienen derecho y a qué no– y a parte el aspecto humano”, explicó al finalizar el curso el comandate Carlos Ariel Farjat Sánchez, coordinador general de Educación Vial de la SMSPT.

Sin embargo, a las afueras del salón donde se daba este curso privado, sin acceso más que sólo a agentes de la corporación, se podían escuchar los reclamos de los agentes.

“No, en Villas Otoch no podemos andar ahí de noche, menos si no descansamos”, reclamó un policía de seguridad pública a los instructores.

Los reclamos iban y venían, que si el estado de las patrullas, que si los turnos extenuantes de 24×24, que si ni un apoyo económico para que los agentes pudieran descansar y refrescarse. Los instructores sólo atinaban a capotear las quejas, aunque algunas veces se comprometían a dar los rondines con los agentes, como lo hizo en su momento el propio Farjat Sánchez.

A la hora del receso, que fue luego de cuatro ríspidas horas, los agentes salieron y, entre sonrisas con sorna y enojados, comentaron entre ellos sus impresiones sobre lo ocurrido.

“No, pues cómo quieren que manejemos bien, si no descansamos”, dijo uno, mientras que otro de sus compañeros señaló: “Pues una vez ya me estaba durmiendo, fue x la Leona Vicario, por la (región) 210, casi choco”.

Uno de los policías con los que este reportero pudo hablar, siempre y cuando se mantenga su nombre en el anonimato, declaró que ha habido muchos accidentes en los que se han visto involucrados agentes de la SMSPT.

“Hubo uno, creo que el miércoles, fue en la noche. Una patrulla chocó en la avenida López Portilla con Uxmal. Uno de los agentes está grave, se perforó el pulmón”, refirió el entrevistado, quien dijo que en una semana hubo dos percances similares.

Otro grupo de agentes comentó que, para evitar accidentes por cansancio, lo que hacen es cambiar de compañeros. Mientras uno maneja otro vigila, pasado un tiempo, los agentes cambian de función.

“A veces funciona, depende el nivel de cansancio, pero cómo va a funcionar si los dos andamos madreados”, reclamó otro policía municipal.

Sin embargo, el comandante Farjat Sánchez dijo en entrevista que este curso no se debió a los accidentes de los patrulleros, sino que sólo fue un curso de capacitación.

Un curso de capacitación que se tornó en regaños y reclamos.

En dos días, dos feminicidios en Q. Roo

in Policiaca/Política by

En dos días, dos feminicidios en Q. Roo

En dos días, las dos ciudades más importantes del estado, Cancún y Playa del Carmen, registraron dos violentos asesinatos de mujeres.

Esta mañana fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer en el interior de un vivero de la Región 218, frente a la tienda Chedraui de las avenidas Talleres y Chacmool.

Según el portal web Noticaribe, la información preliminar señala que el cuerpo de la mujer estaba desnudo con signos de haber sido abusada sexualmente y con golpes.

Elementos del Servicio Médico Forense recabaron evidencias que podrían ayudar a resolver el caso, mientras que el lugar fue acordonado por personal de la Fiscalía General del Estado y policías federales.

El pasado sábado en Playa del Carmen, otra mujer fue asesinada y abusada sexualmente por presuntos ladrones en un edificio de apartamentos en el fraccionamiento mundo Hábitat.

Borge alcoholizado involucrado en accidente en la ZH de Cancún

in Cancún/Policiaca by

A las 18:14 minutos , vía radio matra y frecuencias de las distintas corporaciones policiacas alertaron de un accidente de tránsito en la Zona Hotelera y sorpresa fue que era Roberto Borge involucrado y sus escoltas. Después todo silencio. Alguien preguntó y la orden fue que «nadie le moviera». Según Hector Cruz conductor de taxi, el gobernador Borge estaba alcoholizado y fue cambiado a otro vehículo de inmediato. «Son las borracheras domingueras del gobernador»,  dijo el taxista que aseguró que Borge estaba acompañada de una mujer rubia…( información en desarrollo).

Seguirán con nervios los polacos,gabinete hasta Septiembre dice Carlos Joaquín en Holbox

in Policiaca by

Carlos Joaquín presente en 162 aniversario de Holbox asegura que quiere cuentas claras o surgirá el «decapitador» De traicioneros.

Claudia Luna y Enrique Huerta* En su visita a la isla de Holbox, el Gobernador electo de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, aclaró rumores sobre su gabinete y las auditorías a su antecesor Roberto Borge.

image

Sobre el anuncio que hará el próximo lunes en Chetumal, Joaquín González aseguró que no dará a conocer su gabinete si no que será un equipo de transición que haga funciones de planeacion.

Asimismo, dijo que en su equipo estarán los mejores quintanarroenses. Sin embargo, evadió el tema sobre la posible llegada de colaboradores de otras entidades como Puebla.

«Mucho se habla, mucho se dice pero poco se sabe. La realidad es que estamos buscando a los mejores quintanarroenses».

image

A cerca de que si se auditará a Borge, Carlos Joaquín señaló que este proceso será necesario pues así lo obliga la entrega- recepción de la administración estatal.

Tambien aseguró que se revisará las cuentas públicas de funcionarios de diversos niveles de Gobierno.image image image image image image image

Dejo en claro que este proceso de revisión se hará bajo los términos de ley correspondientes.

El próximo Gobernador vio con optimismo el proceso en contra de los gobernadores, Javier y César Duarto, además Roberto Borge.

Sobre su relación con los hoteleros, Carlos Joaquín dijo que trabajará coordinadamente con ellos para que el turismo no sea enemigo del medio ambiente.

La policia de Duarte protegió a sicario que asesinó al periodista Pedro Tamayo

in Actualidad/Policiaca by

Por: AGNVeracruz

El espacio informativo de la red social “Portal Cuenqueño”, administrado por Octavio Bravo y Bravo quien se ostenta como director general, expuso que el periodista de la fuente policíaca, Pedro Tamayo Rosas, fue abandonado por los mandos policíacos y no obstante la patrulla de la policía del estado con número económico 08-2841, a pesar de que se encontraba a 10 metros de los hechos, no hicieron nada por detener al sujeto que disparó 11 veces en contra de la humanidad del comunicador.

Octavio Bravo indicó que además los policías en el momento de acordonar el lugar, prohibieron a la esposa de Pedro Tamayo a brindarle los primeros auxilios con la finalidad de que muriera y cuando constataron su fallecimiento, llamaron a los rescatistas de la Cruz Roja y les proporcionaron una dirección errónea para que la ambulancia tardara más de lo indicado.

“Descansa en Paz, amigo, compañero y hermano. Dios te tenga en su Gloria (…) Así los hechos: Pedro Tamayo Rosas, estaba bajo protocolo de seguridad por la Dirección de Seguridad Pública del Estado (…) Al inicio de ese protocolo una patrulla de la SSP pasaba a su domicilio para que el reportero firmara en la bitácora, después solo pasaban una vez al día incluyendo sábados y domingos”.

Octavio Bravo indicó que curiosamente el día de ayer miércoles, el mando policíaco responsable de la integridad física del periodista policíaco no se presentó a recabar la firma.

“A la hora del crimen inclusive narra la familia obstruyeron que su esposa le diera los primeros auxilios, esperando que falleciera, y cuando vieron que prácticamente había muerto de inmediato un oficial de policía llamo a la Cruz Roja dando una dirección equivocada”.

Bravo y Bravo además manifiesta haber platicado con la familia de su amigo Pedro Tamayo Rosas, y éstas, argumentaron que la Patrulla 0846 cuyo a oficial a cargo y que era quien habitualmente recababa la firma, el día de hoy el delegado de Seguridad Publica, lo sacó de la ruta que le correspondía.

“Los asesinos pudieron escapar tranquilamente, y como apuntamos líneas arriba los elementos policíacos los dejaron ir (…) Son las 4:55 de la madrugada de hoy Jueves 21 y han llegado al hogar El Sub Procurador de Justicia del Estado acompañado del Agente del Ministerio Público de este municipio y el fiscal especial de Protección a los periodistas para abocarse a las investigaciones del crimen (…) Por el momento no hay pistas de los sicarios”.


 

Reculan policías, esperan hoy su pago

in Policiaca/Política by

Reculan policías, esperan hoy su pago

Por David Ramírez

CANCÚN, Q. ROO.- Elementos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública de Benito Juárez decidieron postergar la manifestación anunciada para la mañana de hoy, tras el anuncio del secretario de la corporación, Jaime Alberto Ongay Ortiz, quien se comprometió a pagar los sueldos pendientes.

Los policías hicieron circular una invitación en la que pedían sus compañeros reunirse a las 7 de la mañana en las instalaciones de la corporación para marchar al Palacio Municipal de Cancún con pedir el reembolso de diversos descuentos que han recibido en su salario y prestaciones desde el año pasado.

“Se tenía programada una marcha, pero nadie llegó, entre otras cosas porque nos avisaron que en transcurso del día de hoy harían los pagos, si no lo hacen mañana las cosas serán diferentes”, aseguró un elemento quien prefirió mantener su anonimato.

Ongay Ortiz anunció que el recorte a los salarios y aguinaldos se debía un error de terceros y no a la propia organización policiaca. En lo que son peras o son manzanas, tanto en Cancún como en Chetumal y Tulum, el descontento por las condiciones laborales de los policías ha ido escalando.

En Tulum al menos unos cien policías se mantienen en un paro de labores para exigir se revisen sus condiciones de trabajo que van desde un aumento de salario hasta contar con seguro social. Además, acusaron a diversos mandos medios de la corporación de corrupción.

Preparan policías marcha en Cancún

in Cancún/Policiaca/Política by

 

Preparan policías marcha en Cancún

Por Enrique Huerta

CANCÚN, Q. ROO.- Elementos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública de Benito Juárez marcharán el lunes por la mañana debido a los recortes a sus salarios.

En una circular, los policías municipales explicaron que se les ha descontado dinero de sus quincenas y que no han recibido aumento salarial.

Otro de los abusos es que les descontaron hasta 50 por ciento de su aguinaldo, además de que nos le otorgaron la canasta navideña.

Asimismo, no han recibido los recursos correspondientes a la ayuda escolar, los cuales son provistos por subsidio federal.

“Mañana lunes 18 de julio después del relevo nos concentraremos en Titán y de ahí iniciaremos una marcha pacífica al Palacio Municipal para exigir nuestros derechos como lo establece en la Constitución Política (…) Únete, los compañeros sindicalizados harán lo propio, comandantes es el momento de demostrar porque son comandantes”, indica la circular que llama a la marcha de los policías municipales.

13735193_10208431136833994_543304084_n

Prometen reintegrar salarios

En otra circular, firmada por el secretario municipal de Seguridad Pública Jaime Alberto Ongay Ortiz, se anunció que los descuentos salariales se deben a “un cálculo erróneo aplicado por una institución ajena a esta Secretaría”.

Por ello, la corporación se comprometió a pagar los adeudos a partir de este lunes, 18 de julio.

Harley Sosa protege a su compadre Mena Paullada

in Policiaca/Política by

Harley Sosa protege a su compadre Mena Paullada 

Por Enrique Huerta*

CANCÚN, Q. ROO.- Según el Índice Global de Impunidad México, realizado por la Universidad de las Américas de Puebla, Quintana Roo ocupa el primer lugar. Y eso se confirma con el caso de Rafael Hernández Herrera, quien en la noche del 21 de octubre de 2015 se defendió de unos presuntos extorsionadores.

image

Sin embargo ellos fueron el menor de sus males, ya que luego enfrentó a la misma Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública (SMSP), quienes al parecer protegen a dos elementos que no cumplieron con su labor de consignarlos. En este caso, poco ha podido hacer la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo.

DSC_0590

“Hace nueve meses estaba yo en mi local cuando llegaron dos tipos en un vehículo, intimidándome, diciéndome que eran de Los Zetas, que venían por su cuota del mes. Me quisieron golpear y todo, pero me defendí. En ese momento pedimos el apoyo de las patrullas, pero nunca llegó; se volvió a pedir el apoyo y nada. Los chavos me agredieron y tuve que defenderme dentro de mi propiedad, en ningún momento fuera de mi propiedad. Cuando los elementos de Seguridad Pública llegaron, primero fueron tres de motos y después llegaron tres patrullas de camioneta y una ambulancia”, recordó Hernández Herrera, propietario de un taller de hojalatería y pintura, quien descalabró a uno de los presuntos extorsionadores

image image

Refirió que uno de los primeros motopolicías en llegar le dijeron que soltara a los presuntos extorsionadores, quienes estaban ya dominados por el entrevistado y dos personas más, y que estos elementos los aprehenderían.

“Me dijeron ‘vamos a proceder’. Uno de los policías dijo ‘nos los vamos a tener que llevar’, al otro –al descalabrado– se lo llevaron en la ambulancia. Fui  en ese momento a levantar mi denuncia al Ministerio Público y en el –Departamento– Jurídico me dijeron que estas personas no aparecían, que no había ningún detenido ni ningún reporte”.

image

Incluso, recordó el entrevistado, llegó una chica a defender a los presuntos extorsionadores y llamó a un tal José Luis para informarle que los policías los detendrían.  “No sé quién sea José Luis, si los apadrine o qué”.

Hernández Herrera señaló que le recomendaron ir a la Dirección de Asuntos Internos de la SMSP para averiguar qué había pasado, donde consiguió los nombres de los policías que había ocupado dichas motos y levantó una queja contra ellos.

image

Los nombres de los policías municipales que eran los responsables de consignar ante el Ministerio Público a los presuntos delincuentes son José Antonio Peche Sánchez–así indica el expediente administrativo de la Dirección de Asuntos Internos de la SMSP– y Antonio López Abdías.

Tres días después de lo sucedido, Rafael Hernández se reunió con el entonces titular de la  Dirección de Asuntos Internos de la SMSP, Jesús Mena Paullada, quien de mala manera le prometió investigar el caso.

image

“Al principio, Mena Paullada me invitó a hablar, iba con el abogado (Leonardo Kumul) y le cerró la puerta en la cara y dijo ‘esto es entre nosotros, mira, yo me voy a encargar de investigar pero no puedes estar trayéndome abogados como éste, gente que me altere el orden’ y dije; ‘yo no estoy alterando nada, únicamente estoy pidiendo que cumpla con su trabajo, porque al final de cuentas pago mis impuestos y les estoy pagando a ustedes, pido que cumplen legalmente. Al final dijo que iba a investigar el asunto”.

Pasó una semana y al ver que la queja no prosperaba en la corporación policiaca, recurrió a la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo.

image

“El señor Mena Paullada se quiso defender, diciendo que había investigado a fondo, pero no hizo nada. En Derechos Humanos puse mi queja, puse mis pruebas de la agresión. Ahora resulta que Asuntos Internos dice que yo soy el agresor, cuando yo tengo fotos y dos videos de que fui agredido”.

Incluso refirió que un par de diarios locales cubrieron la nota y uno de los reporteros le proporcionó las imágenes a Hernández para defender su causa.

La pesadilla continuó días después, cuando el taller de Hernández Herrera, que está ubicado en Paseos Kabah, fue robado y tampoco se hizo justicia.

“En esa ocasión me marcaron en la madrugada los muchachos el lavadero de autos que se encuentra al lado del taller para avisarme. Identificamos al ladrón pq llevaba una moto de pizzas . Lo estuve cazando con unos amigos hasta que dos con él en su domicilio; el chavo se lama Brayan Aparcio Uribe. Pusimos la denuncia y nada”

Los policías judiciales lo aprehendieron con la mercancía robada en las manos, tratando de subirla a un taxi para venderlo en un puesto de su papá.

“Pero su mamá habló con los judiciales, les entregó unas cosas y lo dejaron ir al final de cuentas. De hecho, hace dos meses lo vi, muy quitado de la pena. El problema es que parte de lo que se robó no es mío, sino que son cosas que raen los vehículos de mis clientes y están encima de mí ara que les pague. El monto del robo es de casi 40  mil pesos”.

Señaló que gente cercana al detenido le indicó que el tío de Brayan Aparicio es narcotraficante.

Dijo que no ha recibido ni amenazas ni agresiones de parte de la delincuencia organizada, pero de la policía sí ha sido víctima de hostigamiento.

“Los policías llegaron a tomarle fotos a mi local, daban rondines dos o tres veces a la semana. Se paraban enfrente del lugar, miraban y sacaban fotos. Por seguridad, mi local ha estado cerrado”.

Y agregó: “Esta situación me ha afectado a mí y a mi familia porque ya no podemos andar solos, cambamos de carro, tenemos temor de que nos vaya a pasar algo. Rondan por mi domicilio dos o tres carros diferentes, se paran media hora o 40 minutos. Así no puedes estar tranquilo”.

Ahora, nueve meses después del primer incidente, y ante el apoyo de la Comisión estatal de Derechos Humanos, la Dirección de Asuntos Internos de la SMSP volvió a citar a Rafael Hernández, quien tiene que volver a presentar pruebas contra los agentes; tiene 10 días para ello.

Mala fe

Leonardo Kumul, miembro de la Comisión Nacional e Internacional de Derechos Humanos y quien apoya en su proceso a Rafael Hernández, indicó que hay en este caso hay dolo y mala fe por parte de la Dirección de Asuntos Internos de la SMSP.

“Asuntos Internos negó las acusaciones del señor Hernández, que ellos habían agotado e investigado todo y que ninguno de sus policías había estado en esa ocasión. Entonces nosotros presentamos 40 fotos, aproximadamente, de que los policías estuvieron ahí, de que la agresión fue dentro de su domicilio y que se entregó a los extorsionadores a la policía y que la policía los dejó ir. Entonces se presenta ante la Comisión de Derechos Humanos para decir que era falso lo que se informaba”.

Kumul aseguró que incluso la corporación cayó en contradicción, puesto que indicó que ya realizó una exhaustiva investigación, sin embargo la carpeta del caso continúa abierta.

La salida de Mena Paullada de la SMPS no benefició en nada a Hernández Herrera, sino todo lo contrario, ya que el asunto se ha extendido.

image

“Ahora le llegó un citatorio, después de nueve meses, en donde le piden al señor Hernández que presenten pruebas, porque ya se enteraron que en la Comisión de Derechos Humanos ya presentamos pruebas y ellos quieren ese material probatorio y lo vamos a presentar”.

Kumul aseguró que próximamente el caso será turnado a los juzgados federales para que se resuelva este asunto de impunidad y protección policiaca a la delincuencia organizada.

Go to Top