La Tostichela, entre lo básico y la innovación

in Cultura/Mérida by

*Por Enrique Huerta                                                                             

Lo que pareciera un concepto básico –cerveza, tostadas y tacos– para un restaurante, en La Tostichela no lo es, ya que el menú cuenta elementos poco ortodoxos en platillos de productos del mar, como mezcal o tequila.

Pablo Quiroga, gerente de este restaurante, ubicado frente a Plaza Bonita, cerca el famoso Mercado 28 de Cancún, explicó que esta cualidad del menú se debe a que durante el proceso de planeación de la oferta alimenticia participaron parientes y conocidos de los dueños del lugar.

“El menú lo diseñamos con recetas de diferentes recetas, entre mi papá, mi amigo Milo, Julieta, por eso los nombres (de los platillos), porque son creaciones de diferentes personas, por eso es original el menú. No hay tostadas al tequila y a la miel en ningún lado, tampoco no encuentras en ningún lugar calamar al pibil”.

La carta se divide en dos secciones, una para las tostadas y la otra para tacos, esta última se subdivide en dos: una para productos provenientes del mar y otra de carne y pollo.

La Tostichela

La primera sección del menú, que se llama igual que el restaurante, cuenta con una variedad de platillos, entre los que se encuentran “La Mezcalita”, una tostada de ceviche de pescado marinado en naranja agria y maracuyá, con unas gotas de mezcal; “La Presi”, que es de ceviche de pescado marinado al limón, con un toque de tequila y miel, marinado en hierbabuena y “La Julieta”, que es una tostada con sushimi de atún sobre una cama de lechuga fina, césame negro y germinado de toping, entre otros platillos.

En la primera parte de la sección del menú correspondiente a los tacos, se encuentran “Los Tacuchos”, que tiene platillos como “El de Milo”, que es de calamar al pibil; “El DPP”, de camarones salteados en una salsa de tres chiles y crema, en una tortilla de harina; “El Kokotero”, que es un taco de camarón capeado al coco.

La otra sección de tacos se llama “Pa´los rebeldes”, el cual rompe con los ingredientes de  productos del mar, como “El Chidoliro”, que es un taco de arrachera marinada; “El Tacolight”, que es de pollo a la plancha con cebolla morada y salsa y “D´Consuelo”, que es de arrachera marinada sobre una cama de lechuga picada y toping de crema y aguacate.

El ambiente de La Tostichela va de acuerdo con el concepto. La fachada del local es tipo palapa con alrededor de una decena de mesas dispuestas a servir a quienes deseen departir al calor del ambiente. Para aquellos que prefieran una atmósfera más fresca, pueden entrar al local, que cuenta con siete mesas para ser ocupadas.

El logo del restaurante tampoco desentona, pues es un pez con actitud fresca, con un sombrero de paja sobre la cabeza, con una chela en la aleta derecha y una tostada en la otra, como invitando a seguirlo en la comilona. Tras el pez hay un sol radiante alumbrando la mar y unas cabañas costeras.

“Hemos metido mucho detalle en la cuestión de los menús, de imagen. Tenemos todo perfectamente establecido, manuales, todo legal. La verdad es que le hemos estado echando muchísimas ganas”, comentó el gerente, Pablo Quiroga.

La Tostichela 3

Momento de alivio

La inauguración de La Tostichela, que corrió a cargo del conductor de FM Cancún, “Malón”, y de la comediante “Marcela”, fue el punto culminante de un proceso de seis meses de planeación, de discusiones y enojos entre los ocho inversionistas, y hasta de vencer las trabas burocráticas.

A mediano plazo, La Tostichela planea lanzar promociones e, incluso contempla la creación de menús ejecutivos para los trabajadores, detalló el gerente del lugar, Pablo Quiroga.

Asimismo, aseguró, se vienen otros muchos proyectos para este restaurante, como la apertura de sucursales en Playa del Carmen y Mérida, todas ellas a finales de este año.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*