Periodismo de Pedro Canché

Pedro Canché: un hombre (Articulo de Gerardo Fernandez Noroña )

in Editorial by

Pedro Canché: un hombre.
Por Gerardo Fernández Noroña
No había tenido oportunidad de platicar personalmente con Pedro Canché y hoy pasé buena parte de la mañana intercambiando puntos de vista con él. Es un hombre de origen humilde, del pueblo maya de la zona de Felipe Carrillo Puerto en Quintana Roo.
Canché es por lo menos bilingüe, habla español y maya, aunque tengo la impresión de que también habla inglés. Es un hombre sencillo y sobre todo es un periodista, interesado por hacer su trabajo en la búsqueda de la noticia y de la verdad.
Fue solidario con su pueblo cuando el desgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, privatizó el agua y subió, de manera escandalosa, el precio del vital líquido en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.DSC_0795 DSC_0814
Borge encarceló a mujeres indígenas mayas que protestaban por el alza en el costo del agua y encarceló también a Pedro Canché, por retarlo a un debate público. Pasando por ello, nueve meses en prisión.
La noche de su detención, el desgobernador Borge le hizo llegar un mensaje condicionando su libertad si se iba del estado de Quintana Roo. Canché se negó a marcharse, respondiendo que esa era su tierra y que esa era su gente, y que no se iría. Como ya comenté, no sólo le costó nueve meses de prisión, vivió además torturas, maltrato y agravios a granel.
El desgobernador Borge ordenó que lo golpearon en la celda y el maltrato llegó a tal grado que le fracturaron el hombro, entre otras lesiones. No contento con tal cobardía y sevicia, el ejecutivo local, hacía que lo trasladaran a declarar con grilletes en los pies ¡En pleno siglo XXI! Lo exhibían por su pueblo estando detenido, buscando lastimar su dignidad y amedrentar a los pobladores de Carrillo Puerto, con el trato abusivo a que era sometido el periodista públicamente.
La presión nacional e internacional obligó a Roberto Borge a liberar a Pedro Canché. Hay medidas precautorias en torno a su persona, que tanto el gobierno del estado de Quintana Roo como el federal, no acatan a cabalidad.
Ni siquiera la disculpa pública, a que Roberto Borge fue obligado por la CNDH se ha llevado a cabo.
El daño físico, el daño moral y el daño económico no han sido resarcidos. Por otra parte, gracias a su trabajo periodístico, Pedro Canché tiene documentados la lista de atropellos y de actos de corrupción de Roberto Borge y su pandilla.
Cito un solo ejemplo de sus excesos: estando en París, tuvo el capricho de que una «playmate» con residencia en Miami, lo acompañara a su habitación en la Ciudad Luz. No le pagó un boleto en primera clase, la hizo trasladarse en un jet privado que costó 400,000 dólares del dinero del pueblo pobre de Quintana Roo.
Recientemente, Canché publicó que Borge había sido ingresado en una clínica privada en seis ocasiones por sobredosis de cocaína. El gobierno federal expresó que el citado gobernador estaba muy indignado por la nota y que había sido un error su publicación.
Canché reconoció que la nota era un error, pues no eran seis sino dieciséis, las veces que Borge había necesitado atención médica por sus excesos con la cocaína.
Canché tiene esposa e hijos y ama la vida. Su esposa tiene la nacionalidad norteamericana y por ello le fue ofrecido al periodista asilo político en el vecino país, que él rechazó pues no quiere vivir lejos de su tierra y de su pueblo.
¿Cuál es la razón para que Pedro Canché confronte a un gobernador brutal que encabeza a una panda pandilla de criminales? Su naturaleza de hombre libre, su determinación de no renunciar a sus principios ni a su dignidad.
Le comentaba a Pedro sobre el libro, «Un hombre» de Oriana Fallaci, en la que narra una extraordinaria historia, trágica, de un político y luchador social griego excepcional: Alejandro Panagulis, quien nunca renunció a su su condición de hombre libre.
En su libro «Almas grises» Philip Claudel comenta en la voz de uno de sus personajes sobre un militar brutal: ese tipo ha sido por lo menos una vez en su vida un hombre, ¿Cuántos podrían presumir de tanto? Pues Pedro Canché vive su vida como un hombre, no una vez en su vida, sino de manera cotidiana, día con día.
Honor al valor y a la congruencia de Pedro Canché.
«El pueblo tiene derecho a vivir y a ser feliz»
Gerardo Fernandez Noroña.
México D.F. a 4 de mayo de 2016.
Enviado desde mi iPhone

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Editorial

Go to Top